Saltear al contenido principal

El derecho europeo a la reparación está a punto de llegar, pero será menos ambicioso que el propuesto por el Parlamento Europeo. El Consejo de la Unión Europea y el Parlamento Europeo han llegado a un acuerdo provisional sobre este tema el 2 de febrero. La legislación entrará en vigor tras ser formalmente aprobada por ambas instituciones.

Un año extra de garantía tras una reparación

Según un comunicado de prensa de la Unión Europea la nueva legislación hará más atractiva la reparación de objetos estropeados para los consumidores.  Así, los fabricantes estarán obligados a reparar objetos estropeados en período de garantía si el consumidor así lo desea. Si el periodo de garantía ha expirado, tienen que ofrecer la reparación como una opción a un precio razonable y en un tiempo razonable. Además, los productos tendrán un año adicional de garantía tras una reparación. Por otro lado, los consumidores mantienen el derecho al reemplazo en caso que el producto se estropee durante el periodo de garantía.

Un formulario europeo de reparación tiene que proporcionar información clara sobre las condiciones, los precios, plazos etc. El uso de este formulario estándar no será obligatorio, pero opcional. También se creerá una plataforma europea online que pondrá en contacto a los consumidores con los reparadores.

No obstáculos para el uso de piezas de segunda mano o piezas que han sido impresas con una impresora 3D

Bajo la nueva legislación los fabricantes tendrán que poner a disposición de todas las partes involucradas en la reparación las piezas de recambio a un precio razonable. Tampoco podrán obstruir a los reparadores independientes a la hora de usar piezas de segunda mano o piezas que han sido impresas con impresoras 3D.

El acuerdo alcanzado no dice nada sobre otros temas relevantes para la reparación, como los manuales de reparación o herramienta específica. El Parlamento Europeo deseaba que, a parte de las piezas de recambio, también se pusieran estas cosas a disposición de todos los reparadores, incluyendo los usuarios finales – en los que se incluye los reparadores de Repair Café.

El acuerdo es difuso en relación a los gastos de reparación

El acuerdo también es difuso en relación a los gastos de reparación. Lo que es un “precio justo”, se puede interpretar de diferentes maneras por las diferentes partes. Además, aunque el formulario de reparación se debe proporcionar de forma gratuita, está permitido cobrar a los consumidores por hacer un diagnóstico. Finalmente, el acuerdo no responde al deseo del Parlamento Europeo que más países, siguiendo el ejemplo de entre otros Austria y Francia, introduzcan vales de reparación y otros incentivos financieros para hacer las reparaciones más atractivas.

El derecho a la reparación por ahora sólo se aplica a un limitado grupo de productos, siendo aplicable a lavadoras y lavavajillas, secadoras, bicicletas, neveras, equipos de soldadura, pantallas, servidores, smartphones/tabletas y aspiradoras. Esta lista se podrá extender en un futuro con nuevos productos.

Martine Postma: “Los Repair Café seguirán siendo necesarios como una ayuda de primera línea en caso de problemas con los objetos.»

Los Repair Café siguen necesarios como ayuda de primera línea en caso de problemas con los objetos  

Directamente tras las noticias sobre la legislación del derecho a la reparación, diversos Repair Café han sido visitados por periodistas que querían saber si los Repair Café aún serían necesarios en un futuro. Martine Postma de Repair Café International no tiene ninguna duda al respecto. “Los Repair Café seguirán siendo necesarios como una ayuda de primera línea accesible en caso de problemas con los objetos. Está muy bien que en futuro podamos ir con nuestra aspiradora estropeada a un reparador profesional por un precio razonable. Pero en muchos casos no es necesario. Los Repair Café por ejemplo reciben muchas aspiradoras que han perdido succión. Muchas veces tras revisarlas resulta que hay un tapón en la manguera o que hay que reemplazar un filtro. O aún más simple: que hay que cambiar la bolsa de la aspiradora. No quieres tener que ir con este tipo de problemas a un reparador profesional.”

Martine desea y espera que con esta nueva legislación del derecho a la reparación se incorporen nuevos reparadores profesionales. “Los veo como un enriquecimiento necesario de la infraestructura de reparación, al lado de los Repair Café, y no reemplazándolos. En el Repair Café vemos que la reparación es una buena opción. Se te ofrece ayuda con reparaciones simples y se dan consejos de cómo usar un objeto. De esta forma se puede alargar la vida de un producto considerablemente. Si luego surge un problema más grave, pues es cuando entra en escena un reparador profesional. Así es como debe de ser.”

Más información

Esta entrada tiene 0 comentarios

Comentar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba